Adult Stories Forum

Go Back   Adult Stories Forum Historias de sexo en español Anal

Reply
 
LinkBack Thread Tools Search this Thread Display Modes
DurumOffline
No Avatar
Uyarý:
Profil detaylarýný görmek için üye giriþi yapmalýsýnýz

Üyeliðiniz bulunmuyorsa Kayýt ol linkine týklayarak kayýt olabilirsiniz.

Entregando a Lorena 51

 
Post #1


Entregando a Lorena 51Habían pasado algunas semanas desde que habíamos estado en esa cena en el bar de José. Como la vez anterior, Lorena y yo no habíamos ni siquiera comentado entre nosotros lo que había sucedido esa noche?Ese jueves muy tarde por la noche estaba revisando mi correo, cuando encontré uno nuevo de una dirección desconocida. Lo abrí y solo contenía una frase: ?Hola flaco? te va a gustar??.El correo tenía un video adjunto y apenas se abrió, apareció el mismo José hablando a la cámara:?Hola flaco, te aviso que tu mujercita sigue pasando casi todos los días por aquí, para tomarse una copa de vino, un café o una cerveza?Por supuesto, te imaginarás que, cada cosa que le sirvo, va condimentada con algo especial, que relaja a tu mujercita mucho y así puedo hacer con ella lo que se me antoje??No podía creer lo que me estaba contando ese hijo de puta? Se estaba cogiendo a Lorena casi todos los días y ella ni siquiera se daría cuenta, estando bajo los efectos de ese condimento especial.El turro de José siguió contándome, mirando a la cámara:?Ya adivinaste; me cojo a la puta de tu esposa cada vez que se me antoja y ella ni siquiera se entera, porque cuando se recupera está sentada otra vez en su mesa frente a su taza de café; aunque me imagino debe notar cierta humedad extra en esa linda concha o ese culo apretado que esa perra tiene??Continuó diciendo que, para tener más comodidad a la hora de cogerse a mi mujercita, había hecho algunas reformas.De repente la cámara me introdujo en otra habitación.Allí había una silla ginecológica, una cama para partos, un banco de trabajo cubierto por un grueso colchón y, en todas las paredes, había una multitud de ganchos, correas y cuerdas.La pantalla volvió a oscurecerse y luego José apareció acompañado por el Tano; ese tipo desagradable que había sodomizado a Lorena en mi presencia, mostrando sus dotes de Amo?La siguiente toma empezaba con la cámara fija y Lorena delante de ella, con la mirada perdida, como si estuviera mareada por alcohol. Pero yo sabía que era otra cosa; ese ingrediente especial que le daba José le quitaba toda la voluntad posible?El tipo apareció junto a mi mujercita y comenzó a quitarle la blusa, dejándola con sus firmes tetas al aire. Lorena se dejó hacer sin oponer resistencia?Luego él se arrodilló y le bajó los pantalones, haciéndole levantar las piernas alternativamente para sacárselos del todo.Solo le quedaba puesta una diminuta tanga de color negro, que José pronto desgarró con sus dedos, dejándola hecha jirones?Después amordazó a Lorena con una tira de cuero gruesa.De repente la cámara enfocó de cerca los labios vaginales de mi mujercita; de donde salía un pequeño hilo. José comenzó a tirar del mismo y yo esperaba ver que Lorena estuviera justo con la regla; lo que arruinaría los planes de ese hijo de puta. Pero mi sorpresa fue mayor, cuando una pequeña bola celeste apareció entre la labia exterior, luego una segunda bola similar apareció y finalmente una tercera...Mi dulce Lorena, que no era para nada adicta a los juguetes, ahora se paseaba por el barrio con esas bolas metidas en la vagina.José entonces se rió mirando a cámara, diciendo que mi esposa necesitaba desfogarse con esas bolas, ya que yo no era capaz de calmar sus ardores?Entonces empujó a Lorena suavemente hacia la silla ginecológica. Le puso los tobillos en los estribos, dejándola en una posición de total exposición.Entonces apareció en la escena ese otro hijo de puta del Tano.Ese bruto se acercó a mi mujer y le ató los tobillos con unas correas, para inmovilizarla totalmente. Enseguida le metió un par de dedos entre los labios vaginales ya bien dilatados y empapados.De repente separó bien los labios vaginales y comenzó a jugar con el clítoris, estimulándolo entre sus dedos; haciendo que se hinchara cada vez más.Los planos de la cámara iban de la cara desencajada de Lorena a su clítoris cada vez más erecto?El Tano le untó alguna sustancia al clítoris, que enseguida se puso de color rojo, a punto de estallar. Lorena comenzó a dar golpes convulsos de cadera, sin duda por el ardor que debía estar sintiendo.Entonces mostró un gel lubricante que, según le explicó a Pepe, además tenía propiedades dilatadoras. Se aplicó una generosa cantidad en sus manos y comenzó a amasar la concha de mi esposa con ellas. Le separó los labios vaginales y pude ver que sus dedos cada vez entraban con más facilidad en la vagina.Lorena se estremecía estando boca arriba y su cuerpo se agitaba todo lo que le permitían las ataduras. No podía distinguir si ella estaba sintiendo dolor, placer o ambas cosas a la vez?Después de desfondarla a lo bruto con sus manos metidas hasta el fondo de la vagina, el Tano le dijo a José que era suficiente por el momento y despareció de la escena.José quedó a solas con Lorena todavía atada al sillón de ginecólogo. Le soltó las ligaduras y la sostuvo para ponerla de pie; pero a ella no la sostenían las piernas. No podía cerrar los muslos de cómo le había quedado la concha tan dilatada.El tipo entonces la llevó en volandas hasta el banco de trabajo acolchado. La puso de rodillas sobre el colchón, mientras Lorena parecía emitir una súplica poco inteligible a través de la mordaza.Se abrió la bragueta y le quitó la mordaza a Lorena; pero antes de que ella pudiera protestar, el turro hundió su verga dura como un garrote entre los delicados labios rojos de mi mujercita, que empezó a chupársela con pocas ganas. José la abofeteó, ordenándole que pusiera un poco más de voluntad. La cámara estaba fija en el bello rostro de Lorena, que ahora se comía esa verga con más ganas, para evitar que ese turro la golpeara otra vez.Podía ver las manos del tipo sujetándola por la nuca, para evitar que mi mujercita pudiera sacarse esa dura pija de su delicada bocaJosé debió excitarse bastante mientras observaba lo que le hacía el Tano a mi esposa; porque pronto acabó jadeando dentro de la boca de ella. Luego de gruñir, se la sacó de la boca y la limpió por la cara de mi mujercita?Luego de cogerle la boca; pude ver que ese turro vestía nuevamente a Lorena; aunque guardándose los jirones de la tanga desecha. Mirando a la cámara me dijo:?No te preocupes, flaco, ahora la devuelvo a tu casa??La escena siguiente mostraba a tres hombres jóvenes que tomaban a Lorena casi en volandas y la sacaban del bar; metiéndola en la parte trasera de una desvencijada camioneta.José miró la cámara nuevamente dirigiéndose a mí:?Bueno flaco, no podemos saber qué le van a hacer estos tres tipos a tu linda mujercita antes de llevarla a tu casa. Ella va a estar bien.?Así acababa el video. Recordé entonces una tarde que Lorena había regresado a casa con cara de agotamiento y se había encerrado en el baño después de saludarme apenas.Evidentemente esos tres tipos le habían hecho de todo dentro de esa camioneta antes de dejarla en la puerta de calle?Sentí que Lorena y yo estábamos en manos de ese hijo de puta y a su entera disposición como él se le antojara...
01-09-2022, at 01:18 AM
Alýntý
Reply

Thread Tools Search this Thread
Search this Thread:

Advanced Search
Display Modes



Powered by vBulletin® Version 3.8.11
Copyright ©2000 - 2022, vBulletin Solutions Inc.
gaziantep escort bayan gaziantep escort seks hikayeleri izmir escort escort izmir gaziantep escort poker oyna poker oyna poker oyna poker oyna poker oyna izmir escort malatya escort bayan kayseri escort bayan eryaman escort bayan pendik escort bayan tuzla escort bayan kartal escort bayan kurtköy escort bayan ankara escort kayseri escort izmir escort seks filmi izle